Rumbo a Creel

Posted by Renoreins in , , ,

Yo seguía con ganas de ir a Parral, pero andando en los territorios del conchos, empezaron a hacer planes de ir a la sierra. Así que el miércoles revisé el carro e hice algunas cosas que estaban pendientes, alisté ropa y zapatos apropiados pa andar entre el monte.

El jueves, minutos después de las cinco ya estábamos de pie empezando a preparar todo, cobijas y sleepings, preparando equipaje, disco, quemador y tanque de gas, las hieleras con provisiones (entre ellas los tres kilos de pescado molido que compré en boquilla), cervezas y sodas, ropa abrigadora, botanitas para el camino y no se que tantas cosas mas…

Mi comadre “bombón”, se levantó toda agüitada, mi autodenominado “ahijado” había amanecido con alta temperatura y las anginas muy inflamadas, ellos no irían así que solo preparó las cosas de la Eve y nos la encargó.

Un buen desmadre de cosas que llevábamos, yo solo pensé en llevar ropa interior limpia y una camisa térmica, pero resulta que entre mi equipaje y el de Dama se juntó una maleta llena… (¡ah frega’o, ¿a poco todo eso llevamos?), bueno no había tiempo de discutir. Con destreza y rapidez mi suegro y yo acomodamos todo en el toyotita y la lobo… y luego nos sobró tiempo. No llegaba el otro profe que iba a ir con nosotros ni la hermana de mi suegra con toda su prole (tres hijas, dos nietos y un sobrino) en su windstar. Una vez que llegaron, reacomodamos algunas cosas que ellos traían y pa eso de las ocho apenas íbamos saliendo.

Nos fuimos despacito al principio siguiendo a mi suegro, lo poco que atravesamos de Chihuahua fue muy lento y a la salida llegamos a una gasolinera y un oxxo, entre ir al baño, comprar chucherías, burritos y jugos, el cotorreo y el desorden perdimos un chorro de tiempo, además nos fuimos por la libre entre Chihuahua y Cuauhtemoc así que pos también allí nos demoramos un poco mas. En la junta nos detuvimos de nuevo a comprar cerveza, ir al baño y de nuevo el cotorreo, el desorden, las botanas y el montón de etcéteras nos hicieron perder tiempo de nuevo, y otra cosa, para cuando íbamos por allí empezó a hacer aire, se levantaba polvo y se empezaba a poner fresco el ambiente.

Minutos después el paisaje comenzó a cambiar, ya no era tan árido como en Chihuahua ni tan cubierto de grandes terrenos con árboles de manzana como en Cuauhtemoc, ahora empezaba a verse llanuras mas grandes y uno que otro árbol típico de la sierra.

Seguimos el camino y varios kilómetros después el paisaje cambió de nuevo, ahora no había llanos, ahora empezaba la sierra, cerros grandes y pequeños, subidas y bajadas, curvas pronunciadas y a la orilla de la carretera empezaba tímido el bosque, pinos y mas pinos y entre mas avanzábamos mas denso se iba haciendo el bosque. Varios kilómetros antes de llegar a San Juanito vimos un “puestesito” donde vendían leña, unas cuantas curvas mas delante nos detuvimos, yo pensaba que era una de esas paradas necesarias para “abonar el bosque”… n’ombre!! Como ya olía a pino decidieron que era momento de dar la primera caminata, se detuvo la lobo, luego la windstar y nosotros al final pues éramos el “cabús” de la caravana. Como los pasajeros del toyotita íbamos con nuestras vejigas sin urgencia nos quedamos en el auto, de las otras camionetas empezaron a bajar y cruzaron la carretera, el profe que iba en la lobo con mi suegro fue a invitarnos “vénganse a caminar un poquito”, yo ya traía un chorro de hambre, ya quería llegar, poner el disco y preparar la comida porque la solitaria ya me estaba dando carrilla y “la gente” quería irse a caminar, el hambre empezó a ponerme un poco irritable pero pues, ni modo… era la mayoría.

Mi suegro en la lobo se regresó a donde vendían leña, mientras los que caminaban atravesaban dos cerros y allá en la leña lo alcanzarían y después de eso continuaríamos con el recorrido. La esposa del profe, Dama y yo nos regresamos a los autos después de acompañarlos un rato y allí los esperamos, y los esperamos… y los seguimos esperando… no sabíamos porque tardaban tanto y ustedes tampoco lo sabrán hasta mañana que continúe con el relato porque ya me está dando hambre nomás de imaginar lo largo del recorrido o mas bien, lo largo que se hizo por habernos detenido tanto.

This entry was posted on martes, abril 24 at 14:26 and is filed under , , , . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

8 bloggeros dijeron

mmmmtamales... asi que misma hora, mismo canal... ok

salu2

abril 24, 2007 4:16 p. m.

nombre carnal, estan conmadre las fotos, y la reseña de lo mas imaginable, a mi tambien me gusta andar en el monte,pero sin tanta gente ni complicaciones: unas buenas botas altas, unos calzones matapasiones termicos, unas buenas calcetas, mezclilla a guevo, y una chamarilla, la hielera hasta el tronquete de chelas y dos bolsas de charales, mas que suficiente, jajajaja.

un saludo desde monterrey

abril 24, 2007 7:22 p. m.

que paso?
salio el asesino del costal con sus cabezas en el morral?
di!

abril 24, 2007 9:43 p. m.

Ach Reno que pues!! pos pa que cree que son las bolsas de papas sabritas?? pues para entretener a la lombriz!!
jeje bueno, esta interesante el relato :D pa cuando el capitulo que sigue?
Saludos!

abril 25, 2007 12:47 p. m.

Orale, oye pues que chidos viajes te avientas me cae, y que buenos paisajes se ven, a ver que dia nos aventamos una escursion a la sierra.
Saludos, luego le sigues con el relato, no se vale, luego resulta que les salio el loco del lago de arareco y esas cosas, y mejor digo nel, no hay viaje a la sierra, jajajjaj.

abril 26, 2007 9:33 a. m.

Oye pues ke bien ehhh como dicen una bolsa de sabritas y tus respectivas birongas y a entretener la lombriz total sirve que haces mas hambre jejeje
saludos reno

abril 26, 2007 12:03 p. m.

Mi querido reno Usted siempre de paseo!!!
Ya vi que se reunieron y se la pasaron requete bien.
Saludos, un abrazote y un beso para usted y pa Damita. MUUUUUA!!!

abril 28, 2007 9:30 p. m.

Esta chido, nomas que me dolieron las piernas de leer, y me dio tos con la leña...

abril 30, 2007 8:49 p. m.

Publicar un comentario