Anécdota

Posted by Renoreins

Nomás gastando gasolina.

No recuerdo pa que fechas habrá ocurrido lo que ahora voy a contarles, yo creo que de eso hace unos siete años, cuando tenía mi primer celular y el primer carro que pude comprar resultado de mi esfuerzo en el trabajo y estar ahorrando. Un thunderbird 89 color azul cielo, jalaba bonito, se portaba rete bien en la carretera, era cómodo y en pocas palabras, me gustaba bastante, fue lo mejor que pude comprar con mis ahorros de aquel entonces y un pequeño préstamo que le pedí a mi jefe de trabajo.

Una ocasión salía yo de una de las plantas donde tenía instalado un sistema de inventarios y ocasionalmente le daba mantenimiento, eran aproximadamente las diez y media de la mañana y yo tenía hambre pero no se me antojaba llegar por un burrito. Mejor llegué a un “super rapiditos bipbip” pa ver que cosa compraba y seguí los siguientes pasos tal como los narro a continuación:

• Abrí la puerta del auto
• Puse los seguros (eléctricos)
• Bajé
• Cerré la puerta del auto
• Entré al establecimiento
• Compré yogurt para beber y un napolitano
• Pagué y recibí mi cambio
• Salí
• Regrese al auto
• Busqué las llaves para abrirlo…

Y allí me dí cuenta que había omitido dos pasos:

• No apagué mi carro
• No quité las llaves del switch

Me quedé afuera de la tienda con mi napolitano y mi yogurt, con mi auto completamente cerrado, con las llaves adentro y encendido.

Recordé que tenía celular casi nuevo e hice mi primer llamada de emergencia con mi flamante “ericson” que en aquel entonces era una miniatura muy llamativa y ahora bien podría ser una pieza de museo.

Llamé a mi padre, él estaba en casa y allí tenía copias de las llaves de mi auto.

Tardó casi una hora en llegar porque apenas se había sentado a almorzar y tuve que esperarme, me senté en la banqueta junto a mi auto encendido, me comí el napolitano marinela acompañado del yogurt y me sentí muy pero muy güey. Lo bueno es que la mañana era agradable y me valió madre que la gente me creyera loco sentado junto a mi auto encendido, disfruté lo que comía y disfruté el rico clima de esa mañana durante buen rato en lugar de estar sentado frente a mi PC en la oficina.

Supongo que ustedes tambien alguna vez se han quedado “encerrados afuera” ¿o no?

This entry was posted on miércoles, noviembre 22 at 10:47 . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

13 bloggeros dijeron

jejejejeje ya te veo comiendo tu napolitano y esperando a tu papá xD

Yo me juré que nunca me iba a pasar algo así y por eso saqué copia de las llaves del auto (las cuales siempre cargo en mi bolsa) así fácilmente podría abrir el auto en caso de dejar las otras adentro y todos dirían iraaaa que lista!!! ni batalló para abrir el auto jeje, pero un díaaaaaa bajé y pss cuando me di cuenta ya se habían cerraron los seguros (si, mugre alarma! -_-) y me dije de que me preocupo?! ahorita lo abro xDDD y nada... que mi bolsa estaba adentro también jajaja y bueno pensé.. que al cabo en la casa está la copia que tiene george... pero tengo la mala costumbre de poner las llaves de la casa en la guantera del auto (niños no hagan eso en casa xD)... y era martes y él andaba en chiwas... eso SI que es levantarse con el pie izquierdo que no? xD

Saludos Reno!!! :D

noviembre 22, 2006 5:23 p. m.
Anónimo  

no....

noviembre 23, 2006 12:38 p. m.

jajaja... que bárbaro.... pues mira realmente con el carro no... ahora si la pregunta es encerrado, con olla expres puesta y los frijoles casi en su punto!!!! sí... me he quedado encerrada afuera!!!!... imaginarás el espectáculo cuando entré.... el platillo bien podría llamarse frijoles de la olla servidos en el techo!!!....

noviembre 24, 2006 8:40 a. m.

Jajaja, eso a mi me pasó inumerables veces en mi antiguo garro, un Datsun 210 modelo '79 color amarillo canario. Snif, mi primer auto. Chale, ya me entró la nostalgia.

noviembre 24, 2006 10:27 a. m.

Jajajjaa!! Qué buena onda de anécdota, no me quiero imaginar la escena! Yo nada mas estoy esperando el día que me pase porque los seguros de mi auto se ponen en automático solos, y en una de esas de seguro las llaves se me quedan dentro...

noviembre 24, 2006 10:50 a. m.

Que buena manera de llevar a cabo aquello que dice "Al mal tiempo, buena cara". Yo soy muy desesperado, me trato de "terapiar" cada vez que puedo para tomar las cosas con calma, pero no me salvo de uno que otro momento de histeria. Felicidades por tomar la vida con esa actitud, es lo que nos hace falta a todos, creo que podriamos tener un mundo mejor para todos, y ya mejor le paro antes de que suene a rola de John Lennon.

Saludos.

noviembre 24, 2006 1:39 p. m.

Ps si se me han quedado las llaves adentro del auto pero apagado!! también admiro tu ecuanimidad al respecto, yo siento que me lleva pifas cada vez que me pasa algo así..snif.

saluts!!

noviembre 24, 2006 8:44 p. m.
Anónimo  

no porke ni carro tengo

noviembre 25, 2006 1:53 a. m.

Si, lo mas chistoso fue cuando abri la puerta de una patada...ya esta muy gastado, pero funciona. me gusta el napolitano, pero prefiero una malteada de chocolate

noviembre 26, 2006 8:46 p. m.
Anónimo  

A mi me fue peor, una vez se me quedaron las llaves adentro y no encontre otra mas que ir por el duplicado hasta mi casa, ya que regrese, abri el coche, tome las llaves y pudo salir mi esposa al baño porque ya no aguantaba ella las ganas de tanto tiempo que se estuvo adentro esperando que yo fuera por las llaves jajajaja :P

noviembre 27, 2006 1:15 p. m.

Claro que me a pasado a mi tambien, ja!, pero no era mi auto, fué lo mas penoso, era el auto de mi tía que se ofrció a llevarnos a la escuela a mi prima y a mi, que horror!, aun puedo ver sus ojos de odio...

noviembre 27, 2006 5:55 p. m.
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
diciembre 05, 2006 12:42 p. m.

Me pasó exactamente lo mismo, pero el zoquete que dejó las llaves dentro de mi coche fue mi papá quien, por el coraje, no supo qué hacer.

Agarré un taxi a mi casa, aproveché para ir al baño, chequé mi correo, hablé por teléfono, me cambié de camisa, me dí una acomodada al cabello, comí algo y tomé la copia de la llave... cuando regresé mi papá ya no tenía pelo.

Entre su coraje y pena aproveché para sacarle lana para el cambio de aceite y tanque lleno... =)

diciembre 05, 2006 12:46 p. m.

Publicar un comentario