Un empleo de vacaciones

Posted by Renoreins in , , , ,

Esas vacaciones de verano haría algo diferente, no iría a Cancún ni a Orlando, no haría planes para el mochilazo por Europa, ni me iría a cumplir algunas fantasías eróticas con un par de jineteras a Cuba. No, esos solo eran sueños guajiros porque en mis bolsillos solo traía unos tazos, un clip para quitarme la mugre de las uñas, las llaves de la casa y una libretita (a falta de PDA) tamaño mini donde a veces anotaba cosas que se me ocurrían.

Ese verano haría algo diferente porque no me iría al despacho de los Araiza a trabajar de mensajero, pa esos tiempos andaba buscando motivos pa seguir estudiando, estaba cansado del tec y necesitaba una motivación, algo que me hiciera darme cuenta de que mas vale estar preparados para el mundo laboral real.

Me metí a muebles Delsa a trabajar de peón de almacén. Mi primer día me levanté tempranito y aunque era verano la mañana era fresca, tomé el autobús de personal a unas cuantas cuadras de mi casa y un rato después ya estaba en la planta recibiendo instrucciones sobre cuales eran y como desempeñar mis labores.

No les comenté que estaba estudiando una carrera, en mi solicitud decía que había terminado el bachillerato. Quería yo saber lo que era trabajar en chinga loca como burro, uno de esos trabajos para los que no es necesario pensar sino ser hábil, gastar fuerza física, recibir ordenes de personas menos preparadas que yo y ganar poquito, quería ver como eran esos ambientes y encontrar maneras de ir subiendo poco a poco y ver si lo que yo estaba aprendiendo era aplicable a algo en esa industria.

El primer día me pareció eterno, yo me encargaba de ir a los lotes de producto terminado de cada maquina para flejarlo con mucho cuidado para no dañarlo y luego acomodarlo en la ubicación que le correspondía en el almacén antes del embarque. Luego ayudar a treparlo en los montacargas, revisar que lo trataran con cuidado, contar cuantos se iban y cuantos iban llegando.

Esta era la planta donde se producían piezas para muebles que luego se enviaban a otra planta donde eran armados y se les daba el acabado final. Aquí llegaba la madera y salía convertida en patas, asientos, travesaños, soportes, bases, cortes, cubiertas y luego se enviaba a la otra planta donde se convertía en comedores, salas, recamaras y otros muebles bonitos y de calidad.

El trabajo era muy pesado, todavía no era ni el receso para la comida y yo ya estaba agotado, sudando como loco, cansado de la espalda y de los hombros y con la mente ausente de ideas, de pensamientos, el alma y el intelecto se habían quedado junto a mi almohada.

Al terminar la jornada de regreso a casa a descansar, a ver un poco de tele y cenar, acostarme temprano para el día siguiente volver a la chinga. Y así estuve varios días, trabajando como negro para al final de la semana recibir mi primer sobre de nómina, pobre pinchi sobre, flaco flaco como yo. Pensar que había trabajado como nunca para que me pagaran esa miseria. Y allí es cuando empecé a darme cuenta que yo no quería eso para mi futuro, no podía escribir poemas ni seguir aprendiendole a la guitarra porque llegaba sin fuerzas a casa, no podía divertirme con mis amigos ni ayudar en la iglesia porque lo unico que quería era “hacer nada” y todos los días eran iguales. Pobres de los pobres que no tienen alternativa.

Mas por orgullo que por el pinche sobresito de pago seguí yendo a la chamba, me calaba en el ego que el pinche jefe inmediato que yo tenía se burlara de mi poca capacidad para los trabajos duros, me calaba que ese wey se sintiera superior a mi, que ganara mucho mas que yo y fuera un total pendejo. Una vez que andaba yo recogiendo unas patas para mesa junto a la maquina que era operada por una chavalita que me gustaba llegó un compa que yo conocía de mi anterior trabajo, este compa ya era contador.

-Renoreins… ¿Qué andas haciendo aquí?
-ahh cañón!! Pos yo aquí trabajo… ¿y tu?
-Pos yo también aquí trabajo, soy jefe de recursos humanos ¿y tu?- me dijo y pos yo también le presumí mi puesto.
-Pos yo soy peón de almacén, estoy calándome para estos jales y…
-¿Pero como?? Yo necesito un auxiliar y tu chambiando de peón, ¿pos que no te dijeron en tu casa que te había llamado?- Luego que me dijo esto recordé que si me habían dicho en la casa uno de esos días que yo había llegado agotado y a los pocos minutos se me había olvidado mientas miraba “Los Simpson”.
-Este… creo que si.- respondí medio apenado.
-Ora pues, mañana te espero en la otra planta, la que está rumbo a la prepa, tu horario será de nueve a cinco, me vas a ayudar con las nóminas y pos al cabo le sabes bien a la compu y casi todo se hace en los sistemas.

Al día siguiente ya estaba yo sentadito frente a mi escritorio, imprimiendo unas altas y modificaciones salariales para despuecito irme a llevarlas a las oficinas del IMSS, pasaban los días y me sorprendía lo bueno que era yo pa esos jales y lo bien que aprendía a pesar de que yo no sabía ni madre de nominas. Esto si era lo mío: en oficina, con aire acondicionado, chicas guapas llegaban a entregar o recibir documentos, un buen jefe y un horario cómodo. Los pensamientos y el alma me volvieron al cuerpo y seguí trabajando feliz el resto de las vacaciones.

Un sabado me encontré a mi exjefe del almacén
-¿Que pasó mi Renoreins? ya no volviste ni por el cambio… ¿a poco tan pronto te rajaste?- No podía evitar sonreír de manera burlona mientras me miraba de forma mas burlona aún.
-No pos, me ofrecieron una mejor chamba, ahora hago nóminas… - Le respondí así, tranquilito y continué…-Ya vi que esta semana no metiste horas extras, estoy en la misma empresa, pero ahora tengo mejor trabajo, ya sabes… uno es inútil para algunas cosas pero las horas extras y los bonos de asistencia si se contarlos, ¿si te han llegado bien verdad?

Me encantó ver como se le borraba su gesto mamón, nos despedimos y seguí mi camino muy satisfecho de que la vida hubiera dado ese giro tan rápidamente.

This entry was posted on martes, enero 9 at 15:26 and is filed under , , , , . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

8 bloggeros dijeron

"chicas guapas llegaban a entregar o recibir documentos.." <---no podían faltar las chicas guapas vdd Reno? jejeje

Ya me imagino la cara del tipejin cuando supo de tu nuevo puesto xD

Saludos!

enero 09, 2007 4:34 p. m.

Ese tipo de trabajos que uno consigue cuando apenas es estudiante, son los que a la larga nos hacen valorar lo que cuesta ganar el dinero y sobre todo el esfuerzo que hacen nuestros papás para enviarnos a la escuelín.

Muy interesante anécdota.

¡Saludos!

enero 09, 2007 10:31 p. m.

Orale, asi que tu tambien tienes tu historia de la voltereta de la vida!!

Que chambeador saliste reno..

enero 10, 2007 12:32 a. m.

Jejejeje que bueno, para que se le quite a ese compa jajaja

Que ironia verdad??

Como mi amiga Nieves que es la mas candente, o que cuando hay sol me refresco mas, o que cuando vas a un antro solo ni quien te pele, pero vas acompañado y....ah no, perame, ese es un comercial jajajaja =P

enero 10, 2007 11:08 a. m.

Jajaja, ese Diesel es rechistorete,,,

Y que padre que pudiste ver su cara, yo tengo varias vendettas pendientes, pero nomás no se me ha dado la oportunidad de llevarlas cabo, todas ellas de tipo laboral como tu anécdota,

saluts!!

enero 10, 2007 1:11 p. m.

Que buena experiencia esa, y mejor el desquite con aquel mugre supervisor, asi pasa. Yo tambien anduve maquileando un rato, bien leve, pero si un rato para darme cuenta como estaba el rollo, tenia que checar entradas y salidas y entraba a las 6 AM como todos los demas, horas extras, friegas, la cafeteria, etc, todo eso me abrio los ojos, pero tambien descubri una realidad, que tal vez estaba muy alejada de la mia, pero creo que me dio mas criterio y comprension, en fin.
Que fregona historia, y mejor narrada todavia.

enero 10, 2007 1:25 p. m.

Que bien se siente cuando " se les borra la sonrisa" verdad????.... la sabia vida siempre nos acomoda donde nos corresponde y posdemos ayudar....
Oye si que eras coquetón y pispireto verdad???? pillin... que bueno que luego encontraste a Dama y ahora tu vida es hermosa.... Un abrazo y un beso a ambos MUUUA!!!.

enero 10, 2007 5:05 p. m.

Ah... digan lo que digan.... no hay nada como la venganza!!!!
Digo, sin cuestiones gachas ni nada, pero la neta se disfruta.
Yo de chavito era bien trabajador, fui empacador (cerillo) en Futurama, repartidor de volantes, todologo en Fruteria Molina, etc.
Lo bueno fue que con el tiempo me cure, y se me quito esa mala maña!!!

enero 11, 2007 7:25 p. m.

Publicar un comentario