De regreso a Juárez

Posted by Renoreins

"Será mejor seguir nuestra soledad.
Si hoy el cielo se cubrió,
quizás mañana brille el sol."

En el ultimo relato, narro la canallada que hice, motivo por el cual me quedé perdido entre sentimientos raros, confusiones, tristezas, autodesprecio y broncas existenciales. Dejé de colaborar con la iglesia y me dediqué a solo trabajar e intentar sobrevivir.

Caminaba diario por la calle de la amargura, sin animo como para poder cargar la sonrisa que en otros tiempos me creaba simpatía entre las chicas y enterándome que en el mundo no solo existen los colores bellos de la primavera.

Llevaba varios meses con los zapatos metidos en una depresión leve que me impedía andar por la vida soñando como lo hacemos los soñadores, atrapado entre el gris claro y el gris oscuro.

¿Motivos? Pues podría decirse que sí, tenía mis motivos.
Para comenzar, en asuntos escolares, tuve un problema con un profesor en mi penúltimo semestre donde terminó perdiendo "el rival mas débil", al que no le creyeron los acádemicos, yo. Sin ganas de luchar por nada, simplemente eché los ultimos años de estudio y me salí del "Tec".

De dinero ni hablar, al cabo no tenía. Tenía un trabajo de medio tiempo que me permitía ayudar a mis padres. Mi padre tenía pocos meses de haber renunciado a su trabajo y uno de mis hermanos enfermó, no gravemente pero si lo suficiente para terminar con los ahorros y con lo que se obtuvo de la venta de una casa que mis padres tenían en Saucillo.

La mujer de la que yo estaba enamorado, D... ya no me odiaba, pero se estaba enamorando de alguien mas, alguien mayor, con mas personalidad, alguien que sabía escribir lo que una mujer desea leer y que sabe decir lo que una mujer desea escuchar. Y yo, perdido en la neblina de mis celos, de mis fracasos, de mis tristezas, de mis problemas, de mi pobreza.

Tenía una bicicleta. A veces mandaba todo mi mundo a la fregada, me montaba en mi bicicleta y me iba a la presa de las virgenes (Fco. I. Madero) o a la presa Rosetilla pedaleando durante un buen rato, entre cerros, nomas para llegar y estar solo, nomas a sentirme mas pequeño frente al mundo.

Tenía una guitarra y sabía acomodar los dedos para sacarle algunos tonos, así que pos, me ponía a cantarle al amor o al desamor y a veces llevaba mi tristeza a la ventana de la ingrata que me traía tan atarantado, le cantaba canciones de amor y dejé de ir cuando ella me pidió que ya no lo hiciera más.

Y en cuanto a posesiones, pos creo que es todo lo que poseía.

Harto de vivir una vida a medias, me armé de valor y renuncié a mi trabajo, junté mis trapitos y enfundé mi guitarra, me amarré un huevo y me vine a Juárez. Aquí estaba ya mi hermano (el que había enfermado) empezando su carrera (y bastante recuperado) y mi padre andaba de mojado trabajando en Denver (un inge trabajando de mojado, como muchisimos otros).

Me vine, sin despedirme de nadie, solo de quienes vivían conmigo bajo el mismo techo con goteras, mi familia. Sin avisarle a los amigos, sin despedirme de D... a quien tanto amaba, sin agradecerle a quienes me habían ayudado alguna vez, con el corazón triste y lo peor, sin sueños ni proyectos, solo huyendo.

Como han visto, en esta historia a la que solo le queda un capitulo mas, no hay aventuras emocionantes, solo fragmentos reales de mi vida distorsionados unicamente por las grietas que surgen cuando se llevan guardados en la memoria.

Capitulos anteriores:
1.- El inicio: Primeros pasos por el mundo.
2.- Iglesia, hormonas y amor: Flaco idealista en la adolescencia.
3.- D... (Renoreins enamorado): De como quedé embrutecidamente enamorado
4.- La primera vez: "llévame si quieres hasta el fondo del dolor"

This entry was posted on martes, mayo 2 at 15:49 . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

3 bloggeros dijeron

No dejo de sorprenderme con tu relato....
Saludos pa' juaritos

mayo 02, 2006 4:26 p. m.

Guua, se me hizo un nudo en la graganta cana, pero pues a como veo ya paso todo ese pedo no?
Saludos y felicidades por el Renoirencito.....

mayo 02, 2006 7:53 p. m.

Como dices que en tu historia no hay aventuras emocionantes? si la mayor aventura emocionante es la que sorteamos cada dia. Y vaya que es emocionante.
Paso a leer el ultimo capitulo.

Pd.- El hecho de que no te despidieras de tus amigos debio ser mas duro para ti despues.

mayo 04, 2006 4:38 p. m.

Publicar un comentario