El aire en la sierra...

Posted by Renoreins

Capitulos anteriores:
1.- El inicio: Primeros pasos por el mundo.
2.- Iglesia, hormonas y amor: Flaco idealista en la adolescencia.
3.- D... (Renoreins enamorado): De como quedé embrutecidamente enamorado
4.- La primera vez: "llévame si quieres hasta el fondo del dolor"
5.- De regreso a Juárez: De nuevo a donde nací.

La ultima parte:
"Esa noche cuatro grillos murmuraban letra por letra aquel mágico verso.
Eramos dos y un sueño florecía, eran las dos y en mi alma amanecía"


Me vine a Juárez huyendo del amor que sentía por ella y sintiendo que cada día la necesitaba mas. Llegué a Juárez sin poseer nada, ni ilusiones, deprimido y arrastrando los pies.

Todos los días eran iguales: trabajar, regresar a la casa, cocinar por las noches para el día siguiente y lavar ropa el fin de semana.

Seguía enamorado de ella, de D... de una mujer hermosa, con un brillo especial que obliga a mirarla, creo que no es solo imaginación mía, porque ella atrae hombres como atrae a las moscas el azucar.

Mi suerte comenzó a cambiar una vez estando aquí, el gerente de sistemas de donde hoy trabajo ya había escuchado de mí desde que vivía en Delicias, había pensado en contratarme pero no supo de mí hasta que por casualidad nos encontramos y me dió un buen empleo, que conservo hasta hoy.

Conocí un grupo parrandero de "chateros" de esta ciudad, nos poníamos unas borracherotas de antología vaciando botellas de tequila y "bohemiando" con guitarras.

Unas amigas llegaban por mí los fines de semana, visitábamos varios antros, ellas me presentaban a sus amigas y yo me encargaba de que si alguna de ellas (mis amigas) se ponía cariñosa con algun fulano, no se fuera con el, o la hacía de "novio" si un wei empezaba a ponerse necio con ellas.

Mi vida se volvió muy agitada, joven, despechado, comenzando a tener ganas de vivir y disfrutar de nuevo, con algunos billetes en la cartera como para darme pequeños lujitos, joven y no tan feo, respetuoso e inspirador de confianza. Y probé muchos labios, incluso varios diferentes en una misma noche, sin llegar a volverme demasiado promiscuo recorrí algunos cuerpos femeninos con las manos y con la piel entera, seduje a algunas chicas y algunas otras me sedujeron, pero en ninguna encontraba un "algo" que me hiciera sentir "algo" parecido a lo que sentía por D... en el corazón me sentía vacío.

Mientras, a cientos de kilometros al sur, ella vivía un romance muy intenso por el que casi la pierdo para siempre, parecía como una mariposa encandilada por la lampara que puede quemar sus alas.

En caso es que, tomamos caminos diferentes, conocimos caricias nuevas y cuerpos y sabanas diferentes.

Pero, D... y yo nunca nos alejamos del todo, aunque no estuvimos realmente juntos, nos veíamos ocasionalmente a escondidas de su familia y su novio, teníamos encuentros llenos de caricias, pero sin poder dar y ofrecer los corazones heridos y resentidos por tanto daño que nos hicimos.

Corría el 2002, D... recién había terminado su carrera, a veces cuando la veía, la sentía ausente, hablabamos sobre volver a intentarlo pero sin mucha esperanza, y es que parecía que intentar salvar el amor era como intentar revivir una momia. Era el momento de tomar cada quien su camino y buscar nuestros destinos por separado.

Yo empezaba a conocer a una joven doctora que me ofrecía su amor completo y D... comenzaba a meditar en formar familia al lado de ese wey que la quería.

Pero, pues, yo tenia el enorme antojo, la gran tentación o el firme capricho, no lo se todavía, de pasar un fin de semana con ella en la sierra de Chihuahua, en un bello lugar que solo conocía por fotos: Divisadero.

El caso es que yo no quería dejarla ir sin antes haber realizado ese sueño, cumplir ese capricho o vivir esa fantasía, aún no se como llamarle. Tal vez fue solo por satisfacer mi capricho, pero ha sido el capricho que le dió sentido a mi vida tal y como es ahora y me trajo hasta este instante y por lo que vivo esta féliz étapa de mi vida.

Traté con una agencia de viajes un fin de semana en la sierra, específicamente al lugar que me interesaba, traté de que en la medida de mis recursos, todo fuera perfecto; viaje redondo por tren desde Chihuahua en primera clase, reservación en un lindo hotel a la orilla de la barranca con recorridos y alimentos pagados. Solo omití un pequeño (gran) detalle: Consultarlo con ella.

Ella me había contado que le encantaría ir a ese lugar y yo pensé que a ella le parecería una gran idea, pero le pareció una total locura: Solos ella y yo en un lugar tan apartado y escondido, a espaldas de sus padres, sin que nadie supiera donde encontrarnos, en un lugar que ninguno de los dos conocíamos, casi obligados a estar juntos a pesar de no ser ni novios.

Yo no lo había visto de esa manera, pero, en parte ella tenía razón, eso era una locura.

Batallé mucho para convencerla, el plan sería vernos en Chihuahua el viernes por la noche, y tomar el "chepe" (tren Chihuahua-Pacífico) muy temprano el sabado, pasar allí el puente del 16 de Septiembre y regresar a Chihuahua el lunes.
Ella no podía encontrar pretextos para poder realizar esa locura, no quería ir. Yo iría de cualquier manera, y no iba a estar solo allá, tenía mas de una amiga que encantada me hubiera acompañado y se lo hice saber a D... si no iba ella conmigo invitaría a la doctora, si la "doc" no podía, de cualquier manera encontraría alguna amiguita cariñosa que quisiera pasar un fin de semana conmigo en la sierra, el caso es que D... aceptó ir con tal de no cederle su lugar a otra.

Según como estaba en el plan, nos encontramos en Chihuahua, ella todavía sentía un poco de nervios, además de no estar muy comodos los dos juntos, como con ganas de mejor hablar y terminar con la relación pacíficamente y al mismo tiempo con ganas de que ocurriera un milagro que recuperara la magia del romance. Pero, los milagros existen, y el nuestro ocurrió.

Desde el momento que ocupamos nuestros asientos en el tren, algo bueno empezó a sentirse entre nosotros. Como si el aire estuviera contaminado con un extraño gas que nos fue enamorando de nuevo. Al principio sin un tema de conversación, platicando solo cosas triviales y aun con un poco de sueño, según fue avanzando el tren, ya despues de Cuauhtemoc, el paisaje, el olor del aire, el cambio de ambiente fué creando un cambio dentro de nosotros.

Cuando llegamos por fin a nuestro destino estabamos tan unidos que era imposible la idea de caminar sin ir juntos de la mano.

En verdad el aire en la sierra tiene magia, se respira y los pulmones se llenan de aire, de vida, de fuerza y de sueños, se ve el inmenso conjunto de barrancas que solo la mano de Dios pudo haber esculpido, hay tanto silencio y paz que llenan el alma, el hotel es precioso, la comida muy buena, las habitaciones están justo a la orilla de la barranca, por la mañana el sol aparece entre la montaña, llega a la terraza y toca la ventana invitando a disfrutar el aire frío.

Valeriano, un tarahumara guía, nos llevó a conocer su casa y su familia, arrancamos manzanas de su huerta y despues nos llevó a ver una impresionante parte de las barrancas, me subí a la "piedra volada" y sentí escalofríos al mirar hacia abajo (ahora se que entre la piedra y el suelo solo hay una separación de mas de cuatrocientos metros), caminamos de la mano entre el bosque, entre senderos, en la inmensa sierra.

Pasamos un sabado y domingo maravillosos, contemplando desde nuestra habitación la majestuosa belleza de las barrancas, leyendo, abrazados, caminando en los recorridos guiados y en otros recorridos por nuestra cuenta. Siempre abrazados o de la mano, llenandonos de besos, sintiendo como el contacto nos iba inyectando amor, respirábamos amor, y solo amor salía de nuestras palabras. Hicimos el amor pero no como siempre, esta vez más unidos que nunca y sabiendo que lo bueno, podía convertirse en perfecto.
El Lunes, de regreso fue imposible pensar siquiera en una separación, fue ella quien me propuso matrimonio. Después de tanta insistencia mía por convertirla en mi esposa, o por lo menos rescatar el amor, ella me pedía unirnos en un altar.

Mi intención de ese viaje era salir de esa relación tormentosa e irnos de "luna de miel" sin casarnos para tener mínimo una buena despedida, pero las cosas no salieron como las planeé y en lugar de dejar nuestra relación por la paz nos aventamos a la aventura de vivir juntos y para siempre.

Este es el final feliz de la historia escrita, aunque apenas el comienzo de una nueva historia, donde D... y yo vamos recorriendo juntos un mismo camino. Nos casamos a mediados del 2003 y ahora, estamos esperando un nuevo ser, con genes suyos y genes míos, apenas vamos rumbo a los tres años juntos, pero ha sido un tiempo muy feliz, sin crisis ni confusiones, ha sido una buena etapa de ir por el mundo compartiendo nuestras vidas.

Hasta que la muerte nos separe.

This entry was posted on martes, mayo 2 at 17:06 . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

12 bloggeros dijeron

ah canijos, pos ahora que veo la foto suya, uste es de quien se enamoro mi domadora canijo!!!!
muy buen relato de una excelente historia, felicidades

mayo 03, 2006 2:21 p. m.

amen brother

mayo 03, 2006 3:37 p. m.

Jejejee!!
Somos igualitos al Brad y a la Jlo...
¿ya vieron?

mayo 03, 2006 4:20 p. m.

jajajajjajajajajajaja que buena foto, con que tu nombre real es Brad eh xDDD

Coincido en que el aire de la sierra tiene magia, que buena historia de amor :P curioso como se fueron acomodando las cosas de tal manera que hasta serán papás próximamente que bien! ;)

Víaaaaasssss de hacer un guión para una telenovela reno al menos sería una historia diferente :P

Entonces D siempre ha sido la misma D? porqué me confundí pues :S

Saludos ^^

mayo 03, 2006 4:26 p. m.

Pos mira Elisa...
Se podría decir que ni D... ni yo somos los mismos de antes.

D... la que hoy es mi esposa, es la misma D... de la que hablo en toda la historia.

Pero, como pareja, creo que no somos los mismos, ni ella ni yo. Somos otros dos que se aman intensa y sinceramente. Sufrimos una metamorfosis.

mayo 03, 2006 4:31 p. m.

Por cierto... si hiciera un guión de telenovela, creo que le agregaría muchas escenas de cama con todas las "coprotagonistas" y "antagonistas" que se me fueron vivas jejeje!!

El protagonico se lo daría a Jorge Salinas y a D... la representaría Barbara Mori.

Jejejee!!

¿Alguien me pasa porfis el telefono de Karla Estrada?

mayo 03, 2006 4:37 p. m.
yanett  

jajaja, noooo pues ese numero no figura en mi agenda, pero si eh, buen tema para novela.....

mayo 03, 2006 5:21 p. m.

Pues reitero mi felicitación amigo, finalmente después de tantas cosas siguen juntos y esperan ahora al ser que viene a complementarlos... Que boñito!!! =)

mayo 03, 2006 5:29 p. m.

Me copiaste mi fanatsia canijo y eso no se vale, no se vale.....No te creas; la sierra de Chihuahua es fuente de inspiracion, suenos y fantasias inacabable; he ido como 4 veces e iria otras 100 mas. ese lugar me encanta a lo bruto. Muy buen post.Felicidades. Saludos a D, a ti y al bebe.
Charro

mayo 03, 2006 7:33 p. m.

Ja! pensé que tu esposa era la doctora y al final no te habias quedado con D., diste una vuelta de tuerca para hacerla de emocion! todo indicaba que no te ibas a quedar con D.
Oye pero no explicas que pasó luego del viaje! qué le dijo ella al otro tipo, que "siempre no", qué reacciones tuvieron cuando decidio casarse contigo, hubo golpes? jejeje ntc.
Terminaste la historia de tajo y queremos detalles!

bueno pues de verdad que es una historia de amor de antologia, de las que no se escuchan (leen?) seguido.
Una historia tormentosa de un amor primaveral, y final feliz.

Por cierto, mi hermana trabajó de administradora de ese hotel, hace como 15 años cuando recien salio de tec. y es un verdadero paraiso terrenal, hotel cabañas divisadero barrancas. El unico hotel a la orilla de la barranca (publicidad aparte jeje).

mayo 04, 2006 5:11 p. m.

Que onda, mi estimado Brad Pitt, llevo no se cuando tiempo leyendo tu blog y no tenia idea de que hablaras tan bien el español, ni que tuvieras casa enn juaritos, jajajajaja.

Ya en serio, en verdad que supiste hacerla de emoción, por muchos momemtos crei que D (Mrs. Renoreins) era una D diferente a la de los post....No cabe duda, quien persevera, alcanza.

Barrancas del Cobre...siempre he deseado conocer ese lugar.

Saludos Brad, y por favor me saludas a JLo y a Angelina (me las bajaste.....ni pex),jajajajaja

mayo 04, 2006 5:59 p. m.

estuvo interesante la historia que les sucedio, pero me gustaria saber porque ella ta dejaba llegar a todo y luego siempre no, y tambien que paso con el otro que ya casi se casaba con ella, a ver dile que nos explique porque la hizo tanto de emocion para venir a caer donde mismo

mayo 04, 2006 6:07 p. m.

Publicar un comentario